sábado, 30 de noviembre de 2013

MOOC: Problemas y Debilidades

Después de repasar algunos de los materiales (videos y lecturas) sobre los MOOC, es el momento de escribir una breve entrada a manera de comentario sobre este fenómeno de reciente aparición en el escenario de las propuestas  educativas?  On line. 

De acuerdo a  mi propia experiencia como cursante de varios cursos MOOC, puedo  afirmar que algunos de los llamados "MOOC Soportados en el Contenido" adolecen de un diseño instruccional coherente; se descubre a las primeras  que no son diseñados por educadores. De tal manera que el resultado es una colección de contenidos empaquetados en diversos formatos,  que a fin de cuentas quedan como una guía de materiales  relacionados con una temática determinada.

Otro problema a destacar es el que nos apunta C. Cobos en su presentación. Los MOOC  tienen porcentajes de deserción cercanos  al 85%; es decir, casi nueve de cada diez personas  que se registran abandonan en algún momento. Esto nos remite a ciertas debilidades  relacionadas con  la estructura pedagógica de la propuesta,  con los aprendices y su actitud formativa; o bien con  las competencias tecnológicas mínimas que se debe tener para realizar satisfactoriamente este tipo de cursos.

Cobos también señala lo relacionado al valor de los contenidos y de los aprendizajes como factor clave. Este punto creo que es más importante que el de las destrezas tecnológicas. Un curso MOOC es ante todo un  producto que pretende satisfacer unas necesidades particulares de información, aprendizaje, formación, etc. Si durante las primeras lecciones las expectativas creadas no parecen que van a quedar cubiertas por la propuesta, las personas se verán tentadas a abandonar. 

Por otra parte, algunos MOOC no son más que productos diseñados con un fin netamente comercial. Es evidente como en conocidas plataformas los MOOC son diseñados estratégicamente como parte de una propuesta de formación más atractiva y completa de pago; de tal forma que ya dejan de ser abiertos para convertirse en cerrados, y en consecuencia nada inclusivos. 

Y en concordancia con el párrafo anterior una última consideración sobre la sostenibilidad de las propuestas MOOC. ¿Será posible que puedan mantener en el tiempo su gratuidad?. ¿Podrían evolucionar hacia un formato Freemium ya definitivamente de negocios?. ¿Esta posible evolución hacia propuestas MOOC mixtas (libres y de pago) no conllevará a solapadas forma de exclusión y discriminación hacia ciertos grupos sensibles de usuarios?

Así  las cosas, el encanto de los MOOC comenzaría  a desaparecer. Ya lo masivo se diluiría  y lo abierto casi estaría por desaparecer. Que nos quedaría entones?

1 comentario:

Marcos Javier Garcia Nuñez dijo...

Muy buena reflexión sobre los cursos que son muy conceptuales, rígidos, enlatados, que se transforman en algo aburrido y tedioso de ser "cursado".